Educando para la VIDA: María Luisa Pellegrino Scaringella

La Roma del amor nos la prestó por mucho tiempo

-María Luisa Pellegrino de Scaringella-

Así, cercana, y presta a los detalles, se sembró en nuestro suelo pardo.

Gracias bella Dama por tanto cariño y entrega para sus paisanos y sus vecinos paraguaneros.

Con ella, con la MAESTRA Pellegrino de Scaringella, disfrutamos de las anécdotas del aprendizaje en esos años MOZOS de su llegada a tierra peninsular, y luego, de los acontecimientos que implicaban conocer el mundo al emigrar acompañando al esposo, un emprendedor que venía como tantos, a las angostas calles de Punto Fijo cargado de sueños y esperanzas para desarrollarse en la región de las oportunidades.

Querida profesora María Luisa Pellegrino de Scaringella; cómo no sentir su partida, más nos queda el gusto de haberle manifestado nuestra admiración y respeto, en vida.

Usted maestra de la cultura, porque eso nos dio el conocimiento del Italiano en aquellas aulas del Centro de Idiomas de la Universidad de Falcón.

Cuántas veces, de manera imaginaria, nos llevó a pasear por la ciudad eterna.

Sra. Pellegrino; Italia y cultura de pueblos europeos, siempre en sus palabras.

Gracias por sus enseñanzas, no sólo en el bello idioma del amor, que bien supimos aprovechar, sino también porque nos enseñó de la vida y de la Familia.

Sus nietos han de sentirse muy orgullosos de usted… Al igual que usted, lo estuvo de ellos.

Gracias bella Dama. Gracias por darnos tanto.

Auguri en el cielo, porque papaDios debe estar allá arriba, pendiente de su llegada y contribución, para así, en sus próximas facilitaciones de la docencia eterna, arropar con cariño y afecto.

María Luisa Pellegrino de Scaringella, una Dama maestra, y luego, profesora universitaria que elevó el gentilicio de la colonia italiana en Paraguaná.

A los miembros de su familia, y tantísimos conocidos y amigos, nuestras palabras y oraciones por la elevación de su alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.